martes, 16 de mayo de 2017

La Mansión De Cartón

Un mes después de subir el último reportaje, que estaba compuesto por dos viviendas en Portugal, me voy a mover de zona para ir a otro de los grandes paraísos de la península: Galicia
Aunque también se trata de una vivienda de tipo nobiliario, ésta es sin duda una de las más curiosas que hemos visto en esta comunidad.
Además del tamaño tan desorbitado que tenía la casa, que debía superar los 550 metros cuadrados, más una parte a la que no se podía acceder, tanto la distribución, como el mobiliario, como su última reforma, eran en su conjunto algo inquietante.
Aunque construída probablemente a mediados del Siglo XIX a juzgar por el exterior, debió tener múltiples reformas, hasta la última, que sería en los 60 o 70 y es lo que es lo que vemos en la actualidad
El acceso, aún estando en el centro de un pueblo, era lo más sencillo que podía esperarse, caminar entre un mar de zarzas por el cual, tras mucho trasiego de gente a la casa, se había formado una pequeña senda que conducía directamente la puerta por la que debíamos acceder a la vivienda.
Aunque las primeras habitaciones estuviesen llenas de trastos inútiles, cuando dimos unos pocos pasos comprobamos que lo que vimos al principio no tenía nada que ver con lo que no esperaba, estábamos dentro de la Mansión de Cartón.




Aunque las primeras salas no tuviesen interés, el comedor con el que nos recibió la casa no nos dejó indiferentes.
La humedad estaba comiéndose los muebles de prácticamente toda la vivienda, y gracias a la reforma en la que se debió trasformar la casa en su completo, la humedad no hace peligrar a la estructura, puesto que le cambiaron todos los suelos por placas de hormigón jajaja





Continuamos recorriendo la planta baja que podía tener el tamaño de una casa corriente,  hasta llegar a dos salones, no es necesario decir cual fue mi preferido, al igual que también fue la sala que más me enamoró de este sitio xD












 Aunque el salón fuese diminuto, al igual que el resto de la habitaciones, por una penosa distribución de la casa, no dejaba de tener un toque elegante (el más alegante de toda la mansión)


 No sabría decir cual de los muchos salones que tenía la casa sería el principal, pero todo indica a que éste no jajaja


 Justo en frente del anterior se encontraba este otro salón, que era mucho menos ostentoso además de pequeño, y no dejaba de tener cierto atractivo, la luz -al igual que otras cosas- no me ayudó demasiado a hacer unas fotos medianamente decentes, así que pude sacar cosas así xD


 Una vez visto lo que esta planta podía enseñarnos, ascendimos a la primera donde no dejaron de aparecer sorpresas :)



 
Los dormitorios no dejaban de ser interesantes, y por alguno de ellos, el nombre del reportaje.


 El salón central desde el que se tenia acceso al resto de la primera planta, como se ve, absurdamente sobrio y tétrico por esa pintura tan horrible con el que se había cubierto.







Aunque en general la casa estaba bastante revuelta, hay que decir que se mantiene en excelentes condiciones después del acceso tan obvio que tiene y la cantidad de personas que ya habrán pisado por sus pasillos...






 Uno de los mejores dormitorios de contrachapado de toda la casa.
Probablemente si esta cama llega a ser de madera auténtica ya no estaría ahí xD






 La típica balconada de casa de esta época, también, bastante atacada por la humedad.








Otro dormitorio, con muebles más simples y probablemente más caros.




Otro dormitorio casi en completa descomposición :(


Otro dormitorio, que aunque simple, me parecía demasiado bonito para no sacarle una foto xD


Un servicio, no recuerdo sí había más, pero era bastante horrible.




Este era el último salón que nos quedaba por ver en la primera planta.


 Todos los descansillos de la escalera estaba decorados con muebles, cuadros e incluso un reloj de pie *.*







La última planta, no dejaba lugar para mucho debido a la distribución del techo, y no había más que que unos cuantos cuartos utilizados de dormitorios y para almacenar trastos.




 





 

Hasta aquí las fotos de una casa que al menos yo, recordaré por siempre :) :) :)

sábado, 8 de abril de 2017

Las Mansiones Decrépitas

Antes del próximo viaje al país que da vida al blog, subo dos reportajes de otras dos viviendas, que obviamente están enPortugal.
El reportaje anterior se lo dediqué a dos quintas, en esta ocasión, aunque ciertamente a una de ellas se le podría dar la misma consideración, pues, aunque el uso era en su totalidad el de vivienda, probablemente tuviese alguna otra edificiación dedicada al cultivo (a juzgar por el inmenso patio, el cual flanqueaba la mansión) las llamaré a ambas dos mansiones, pues, aunque en terreno rural, son bastante apreciables las diferencias arquitectónicas con los lugares del anterior reportaje.

                                       
 

La Mansión De La Tetraplégica
 La primera mansión (y más mansión por tamaño y ostentosidad, no por su funcionalidad) la visitamos hace unos cuantos meses, como suele ocurrir, después de una sucesión de lugares sin interés, llegamos a éste, los altos muros que impedían nuestra completa visualización de la vivienda nos indicaban que algo debía esconder aquel sitio.
La vivienda en su exterior no dejaba de ser la típica mansión portuguesa de primeras décadas de siglo, lo que más llamaba la atención eran las dimensiones de la mansión, además de su estructura, que no era para nada común a otras viviendas del mismo estilo que habíamos visto, pero sin lugar a dudas lo más curioso eran los cuerpos arquitectónicos que formaban el edificio y su distribución, muy anormal.

Una vez que hubimos evaluado las posibilidades, traspasamos con mucho sigilo el muro por el lugar más bajo y nos introducimos en el terreno de la vivenda.
Entrar a la vivienda fue bastante más sencillo de lo que cualquiera podríamos habernos esperado.
Una vez dentro comprobamos, que como en todo, los años y la gente habían propiciado el deteriodo de esta bonita mansión, aún así mantenía parte del mobiliario, probablemente el original, además de que ciertamente, era una vivienda muy extraña, diría de las mansiones más arquitéctonícamente y en relación con el mobiliario, inusuales que hemos encontrado en este país. 

Seguramente su fecha de construcción ronde las primeras décadas del Siglo XX, con toques modernistas, pero avanzando hacia el nuevo estilo arquitectónico que dominaría  los años siguientes en gran parte de España y Portugal.
Su abandono, aunque es difícil poner una fecha exacta, pues seguramente cuatro o cinco años después de que se deshabitase comenzarían los robos, debió producirse en los años 90, y como quedó bastante claro, uno de los últimos moradores debió ser una persona con algún tipo de discapacidad física. 
Sin más, las fotos de la Mansión de la Tetraplégica. 


La primera estancia, y sí no recuerdo mal, por la que entramos, era este curioso corredor a modo de recibidor-salón, que como se observa, ya estaba muy maltratado, aún así, es secillo imaginar el curioso mobiliario que debió tener.



La escalera, aunque pequeña debido al hueco tan reducido que tenía, era bastante atractiva, tanto en el arranque, que compartía acceso con dos alturas distintas de la primera planta de la vivienda y tenía una curiosa baranda que daba acceso a una entrada del exterior, como en su final que habría paso al segundo piso con una preciosa sala, pero antes de subir, debíamos aprovechar lo que la planta baja nos podía da enseñar.



 
 
El salón, tan oscuro, tétrico y extraño como el resto de la mansión, no nos dejaba indiferentes, desde luego la cosa más extraña que nunca hemos visto xD
Lo primero, la falta de molduras en el techo, a lo cual tiene explicación, sí se le metiese molduras en esta sala daría sensación de claustrofobia debido a su amplitud y a la poca altura del techo jajaja
Después algunos de los muebles, que tenían apariencia de pertenecer a una secta, tallados a mano con motivos y escudos demasiado extraños para pertenecer a una familia normal, además de la mesa y las sillas que son mucho mas castellanas que portuguesas. 




 Una vez que vimos la planta baja, en la cual además de lo presentado estaban las cocinas, alguna sala y el dormitorio principal, que por desgracia y como suele ser normal, no tenía cama, ascendimos a la primera planta donde la escalera nos dejó en dos salas, una a modo de salón y otra que daba acceso a algunos dormitorios. 
Nada tiene que ver esta escalera con otras que hemos visto, que cubrían tres plantas de una vivienda, pero como a veces ocurre, la dimensión no pone el valor jajaja y ésta, aunque más discreta, estaba muy bien introducida en la vivienda, y formaba el eje central desde donde se accedía al resto de salas, y aunque sin mucha decoración, la barandilla superior que cubría el diminuto hueco de la escalera se complementaba perfectamente con la sala que lo continuaba, decorada con una columna, que probablemente también tuviese su propósito arquitectónico, pues daba la sensación de que sobre ella descansase algo de peso del dintel, y motivos de madera en los ángulos del vano, con aires claramente modernistas.


 Los dormitorios también eran un tanto inquietantes, de nuevo parece que estuviésemos en cualquier lugar menos en Portugal...
Además de que tenían aspecto de llevar sin utilizarse  más tiempo que el resto de la casa.


 






 Los servicios, eran tan raros como el resto, sólo dos y uno al lado del otro, seguramente para los grupos de familia que allí viviesen.


Con las típicas bañeras de patas cutres xD






El siguiente dormitorio es el que le da el nombre a esta casa, además de una silla de ruedas que había por ahí, aunque no sabemos sí sería mujer u hombre, se quedó con el nombre en femenino jajaja



Otro dormitorio de camas dobles, con mobiliario más portugués aunque no muy común.



Aunque la escalera, que suele ser la parte más promiscua a ser reventada, se había mantenido muy bien, en el resto de la casa era visible que habían pasado todo tipo de gentes, pues también estaba claro que en el momento de abandono debió estar con todos y cada uno de los muebles.










Hasta aquí el primer reportaje de estas dos casas.









La Mansión De Los Techos Altos



Aunque por tamaño no debería considerarla una mansión, pues tampoco tenía el tamaño de la casa anterior, ni mucho menos, el estilo exterior era claramente nobiliario, decorada con un logrado friso de azulejos, en la parte superior, y cubierto por encima con un pequeño frontón a modo de barandilla, también los adintelamientos en las ventanas y los remates en todas las esquinas del edificio, imitando la arquitectura solariega del país. También las ventanas, aunque muchas de ellas rotas tenían desarrollo geométrico, al igual que los vanos de las mismas, construidas en arco de medio punto y adintelamiento en herradura. Incluso las barandillas de los balcones eran singulares.
La planta baja, en su último tiempo habitada debió utilizarse como negocio de algún tipo, quizás bar, pero es muy probable que incluso en tiempos pasados, la planta baja no fuese vivienda, pues, aunque desde ésta se puede acceder a la casa, en el exterior tenía una escalera, casi invisble por las zarzas y maleza, por la que podía accederse a la vivienda.

Un puerta abierta en la planta bajo, nos dio acceso al interior de la La Mansión de los Techos Altos.

 En la primera planta nos encontramos este salón un tanto apestante, realizado en alguna reforma que se hiciese en la casa, en los años setenta u ochenta



 El resto de salas tenían un aire más antiguo, aunque los escasos muebles que quedaban no eran para nada originales de la vivienda.



Debido a los techos de cuatro metros, el friso, y el adilntelamiento interior de madera en puertas y ventanas, se podía llegar a la conclusión de que en su época debió ser una vivienda de gente con cierto poder adquisitivo.
 



Otro ejemplo de vivienda que tras muchos años en abandono y total dejadez (calculo que más o menos 20 años) ha sufrido el irremediable daño del paso del tiempo y de las personas.

























Posiblemente esta sala fuese el comedor, aún teniendo sillones de salón, pero no tendría mucha lógica que fuese salón teniendo la cocina al lado.



La cocina era la sala más completa de todas, aún mantenía incluso botes de comida sin abrir, lo que nos indica que con toda seguridad, esta casa también debió abandonarse con todos sus muebles, y salvo que los dueños al ver el precario estado de la vivienda, se llevasen los más valiosos, lo que parece más probable es que los robasen...


Salas como esta, que seguramente quedasen vacías ante los primeros indicios de ruina, que ahora se hacen más que palpables.


La escalera, típica de casas grandes del país, de tamaño muy reducido, y con un arranque sencillo (en comparación con la anterior)


Debido a las reformas posteriores, se formó este curioso patio de luces.








Por último subimos a la segunda planta, donde había algún dormitorio.








 La escalera desde la segunda planta, la cual estaba formada, aprovechando una de las aguas del tejado.


























Lo que más me llamó la atención de los dos dormitorios fueron las cortinas, por que, sí las había en la segunda planta, en ventanas de dormitorios de apenas cuatro metros cuadrados, es bastante confirmable que en los grandes ventanales de la planta primera habría unos cortinones inmensos....




























Hasta aquí el reportaje de esta segunda vivienda.
Espero que os hayan gustado estas dos mansiones tan enruinosas :)