lunes, 4 de febrero de 2019

Las Casonas Invisibles

Como dije, aquí traigo otro reportaje, sin que hayan pasado diez meses desde el último 😂
Estas dos casas las encontramos entre Noviembre y Diciembre, y la verdad es que en ninguno de los dos casos contábamos con que fuesen a tener el más mínimo interés, y aunque el estado de ambas era el de decrepitud máxima (llevarían como 30 o 40 años abandonadas, y probablemente con accesos sencillos) las dos tenían detalles que las convertían en casas muy especiales, tanto, que una de ellas diría que es de las casas más bonitas que he visto en la Comunidad.
Antes de empezar  quiero dar las gracias a Carlos (Navas xd) por hacer posible este y otros reportajes 😊



La Casona del Párroco
Esta primera casa la encontró Carlos por Maps mientras íbamos a otro lugar, vista desde el aire se veía relativamente interesante, el problema es que no pasaba el street view por delante y no teníamos ni idea de lo que nos íbamos a encontrar, aún así teníamos que pasar cerca y decidimos acercarnos.
Una vez en el pueblo buscamos nuestro destino, que no fue difícil encontrar xd 
Cuando estábamos ante la fachada comprobamos que indudablemente era abandono, hasta el extremo de que se hacía impensable que en esa casa pudiera haber vivido gente en épocas recientes.El tipo de arquitectura era el típico de la zona y la época. La fachada principal era de ladrillo, compuesta por planta baja y primera, en la segunda aparecía un balcón en el lateral izquierdo, en el centro un pequeño vano en forma de ventana tapiada con arco ojival, es de ahí de donde valoramos que en origen la vivienda hubiese sido de un párroco u otro cargo eclesiástico, pues claramente ese hueco tenía función de hornacina. Sobre el año de construcción, aunque no tengo ni idea jajaja por el tipo de casa, el estilo de la fachada y algún otro detalle (como una pequeña galería en la primera planta de la fachada trasera) diría que es de finales del Siglo XVIII o principios del XIX, aunque claro está que tuvo reformas posteriores, quizás la más moderna fuese en los años sesenta.
El acceso como de costumbre fue interesante, de hecho tras rodear la casa varias veces yo estaba por desistir, hasta que a Navas se le ocurrió subir un muro con valla encima (no fue fácil) y de ahí entrar a otro patio, y de ese otro, a través de un muro graciosillo también 😂 entrar al patio de la casa, una vez ahí el portón estaba abierto y ya dimos al interior directamente :)) 

Desde el portón por el que accedimos a la casa, llegamos al parking de carruajes jajajaj, muy normalizado en todas las casonas de este tipo, desde aquí, a mano izquierda había unas escaleras que subían a la vivienda principal, y en el extremo derecho, se accedía a otra casa, más pequeña y rústica, que tenía gran parte en ruinas.




Tras subir las escaleras, llegamos a la casa propiamente.


 Lo más interesante era este comedor, que aunque también destrozado, era bastante digno en comparación con el resto de la casa.




 El dormitorio principal, que haberlo conocido hace quince años habría sido 😍, dudo mucho que aguante otros dos inviernos...


Y por último otro dormitorio de dos camas que pertenecía a la vivienda de la planta baja. 
Aunque no tenía gran cosa, era mucho más de lo que podría esperarse cualquier persona que viese la casa desde fuera jajaja



La Casona Empedrada
El nombre se lo he dado por la fachada tan curiosa que tenía, toda ella construida en piedra (aunque el resto de la casa era de adobe) además de tener un curioso balcón en el centro de la fachada, y a los lados de este dos ventanas con ornamentaciones en los vanos de piedra, el conjunto era muy bonito, aunque no dejaba de ser una casona y en apariencia en casi completa ruina. Esta casa la llevábamos en la ruta, aunque tenía pinta de como digo, estar muy mal, pues ya en 2012 tenía parte del tejado caído.
El acceso fue tan irrisorio como atravesar un muro caído y entrar por una puerta.
La casa, como evidencia una fecha situada encima del dintel de la puerta principal, es de 1872, y comparado con la casa anterior, queda claro que esta es posterior, aunque al igual que la anterior tiene reformas posteriores, las que se hicieron en esta dudo mucho que fuesen posteriores a los años 40
La primera planta de la casa tenía la cocina y estancias vacías, que seguramente hace 100 años hubiesen sido salones.

 La entrada principal que como digo debió ser vivienda en algún tiempo, aunque sólo la planta de arriba (sin contar que tiene un 30% caído) son 250 metros cuadrados.


La escalera de acceso a la primera planta, que aún me pregunto como puede aguantar 😕
Lo que se deja intuir a la derecha son los restos de lo que fue la cocina, que debido al desprendimiento de un muro ha quedado prácticamente sepultada...


Las escalera, aunque sencilla era bastante curiosa, la luz que entraba por ese dormitorio pequeño era por una pared que se había venido abajo..


 El hall de la entrada principal, que aunque pequeño, era muy bonito





Y cuando crucé la entrada me encontré con este salón y recuerdo decir, -ostias que guapo 😂
La luz que entra por el hueco de esa puerta, también era un salón con algún otro dormitorio que ya no existe...






 Aunque como digo, estuviese reventado al extremo y llevase abandonado desde principios de los 80 (y sin mantenimiento fácilmente 25 años) mantenía la esencia de la casa, es una pena que probablemente en cinco años no quede nada de lo que hay en las fotos...




 Quizás me pasase un poco con el salón, pero era lo más interesante, aunque la verdad es que era un sitio bastante chulo xd





 Quizás sea optimista diciendo que le quedan cinco años de existencia


 Como ya puse, tiene un porcentaje bastante alto de casa caída, probablemente un salón o comedor con dos dormitorios, aún así, alguno de los dormitorios que estaban en el ala al que no afectó el desprendimiento se mantuvieron, y estaban al nivel del salón principal xd




Este dormitorio que estaba entre otro salón acribillado y el principal, era otra pequeña joyita entre las ruinas 😅 


Y digo lo de arriba por que en ninguna casa con muebles hemos visto que la sala que precede a la alcoba tenga otra cama, y menos que la cama de la alcoba sea más grande que la de la sala jajaja


Y para terminar una fotografía del dormitorio principal de la casa, el cual también es un verdadero milagro que siga en pie.

Gracias a todos por verlo y espero que os haya gustado :))
                                                 


jueves, 10 de enero de 2019

La Quinta Museo

Pasado año y medio desde que actualicé por última vez el blog (ésto va a cambiar 😅) hoy lo hago con un lugar relativamente peculiar jajajaja
Aunque tengo decenas de reportajes interesantes de Francia y España por subir, me he decantado por éste, puesto que es uno de los que más me han gustado en los últimos viajes que hemos hecho a Portugal.
Este fue el primer lugar que visitamos aquella mañana de todos los santos, salimos de Salamanca bastante tarde, por lo que ya contábamos con que aquel día no veríamos nada con luz, aún así, de camino al sitio donde pensábamos dormir (una pequeña casa bastante discreta y muy acogedora en la que ya habíamos planteado el pasar la noche en otra ocasión xdd) pasamos por algunos lugares para ver sí había acceso, y tras unos cuantos fallidos, llegamos al último antes de marchar a dormir.
Aunque la casa estaba parcialmente cubierta por un bosque, desde el exterior podíamos intuir que se trataba de un edificio grande, y sobrio, tanto, que estuvimos planteando sí merecería la pena saltar el muro para intentar entrar.
Finalmente nos decantamos por saltar, mientras Cris oteaba desde la calle, Alberto y yo nos metimos en el jardín, que, aunque segado recientemente, estaba bastante claro que se trataba de un edificio deshabitado.
Cuando estábamos frente a la construcción, nos fijamos en que buena cantidad de los cristales estaban rotos, y por éstos asomaban unas cortinas blancas, mi ilusión aumentó cuando vi que se trataba realmente de una quinta con nombre propio y no de una casa grande xd
Una vez rodeado con sumo sigilo el edificio, llegamos a la parte trasera, nos acercamos a la única y fructífera posibilidad de entrar en la casa, una reja con una separación entre barrotes más que suficiente para que pudiese acceder, detrás de dicha reja nos esperaba una roída ventana de guillotina que nos dio paso a La Quinta Museo
Una vez dentro, y ayudados del móvil, ascendimos unas empinadas escaleras que daban acceso propiamente a la vivienda.
Lo poco que habíamos visto ya nos indicaba que la casa tendría cosas, pero no esperábamos lo que estábamos a punto de ver...realmente era una casa museo, no es la primera vez que veíamos un sitio así en Portugal, pero creo que era de las más bonitas, sin duda.
Alberto y yo recorrimos la casa al completo a gran velocidad, anonadados con lo que estábamos viendo, pocos minutos después ya estábamos fuera de la casa y contándole a cris que ya teníamos el primer sitio guapo de la ruta jajajaja

 Ya antes de entrar suponíamos que la casa estaría sin tocar por nadie que no hubiesen sido los dueños, pues nadie hubiese intentado meterse por donde me metí jajajaja pero ninguno esperábamos que fuese a tener tantísimos detalles cubiertos por 3 centímetros de polvo 😍



La cocina, exageradamente pequeña comparado con el resto de la casa, y en general, con el tamaño que acostumbran a tener las cocinas en las quintas y solares portugueses.



El pequeño comedor que precedía a la cocina era una miniatura de los "comedores" (no sé sí eran comedores o salones) del resto de la casa. 






La casa nos daba la bienvenida con este gran salón, que sí no llega a ser por algunos detalles del mobiliario y la edificación podría ser un pazo jajajaj




Como decía antes, el conjunto es excesivamente rural, algo no muy común en Portugal,  que hasta la casa más perdida en mitad del campo tiene muebles bastante ornamentados.


 En este caso no, todo los muebles son de una sobriedad más propia de Galicia que de Portugal, quizás fuese ese aspecto lo que le daba al lugar un encanto añejo muy especial.


A pesar de llevar deshabitada,y a juzgar por el el bosque colindante y el interior de la casa, sin mantenimiento, al menos doce años, la estructura de la casa está francamente bien.



Uno de los dormitorios, sin duda el más extraño de todos, más propio de las casas indianas de Asturias que de Portugal.


 Aunque este no se quedaba atrás, y quizás fuese el dormitorio más nobiliario que había en la casa, a pesar del diminuto tamaño que tenía.






 Una vez pasados varios dormitorios llegamos a los comedores-salones xd a cada cual más bonito




La lámpara de candiles jajaja







 Esta sala junto al comedor de acceso a la cocina, al menos desde mi punto de vista eran las que más se asemejaban a lo que estamos acostumbrados a ver en las quintas portuguesas, aunque las lámparas siguen siendo demasiado extravagantes 😂





 Las lámparas colgadas de la pared, no muy usuales, pero relativamente comunes en casas de estas características xd





El dormitorio principal era bastante locura, aunque la luz no era la mejor 😓











Y hasta aquí el reportaje de regreso al mundo de blogger jajajaja








martes, 16 de mayo de 2017

La Mansión De Cartón

Un mes después de subir el último reportaje, que estaba compuesto por dos viviendas en Portugal, me voy a mover de zona para ir a otro de los grandes paraísos de la península: Galicia
Aunque también se trata de una vivienda de tipo nobiliario, ésta es sin duda una de las más curiosas que hemos visto en esta comunidad.
Además del tamaño tan desorbitado que tenía la casa, que debía superar los 550 metros cuadrados, más una parte a la que no se podía acceder, tanto la distribución, como el mobiliario, como su última reforma, eran en su conjunto algo inquietante.
Aunque construída probablemente a mediados del Siglo XIX a juzgar por el exterior, debió tener múltiples reformas, hasta la última, que sería en los 60 o 70 y es lo que es lo que vemos en la actualidad
El acceso, aún estando en el centro de un pueblo, era lo más sencillo que podía esperarse, caminar entre un mar de zarzas por el cual, tras mucho trasiego de gente a la casa, se había formado una pequeña senda que conducía directamente la puerta por la que debíamos acceder a la vivienda.
Aunque las primeras habitaciones estuviesen llenas de trastos inútiles, cuando dimos unos pocos pasos comprobamos que lo que vimos al principio no tenía nada que ver con lo que no esperaba, estábamos dentro de la Mansión de Cartón.




Aunque las primeras salas no tuviesen interés, el comedor con el que nos recibió la casa no nos dejó indiferentes.
La humedad estaba comiéndose los muebles de prácticamente toda la vivienda, y gracias a la reforma en la que se debió trasformar la casa en su completo, la humedad no hace peligrar a la estructura, puesto que le cambiaron todos los suelos por placas de hormigón jajaja





Continuamos recorriendo la planta baja que podía tener el tamaño de una casa corriente,  hasta llegar a dos salones, no es necesario decir cual fue mi preferido, al igual que también fue la sala que más me enamoró de este sitio xD












 Aunque el salón fuese diminuto, al igual que el resto de la habitaciones, por una penosa distribución de la casa, no dejaba de tener un toque elegante (el más alegante de toda la mansión)


 No sabría decir cual de los muchos salones que tenía la casa sería el principal, pero todo indica a que éste no jajaja


 Justo en frente del anterior se encontraba este otro salón, que era mucho menos ostentoso además de pequeño, y no dejaba de tener cierto atractivo, la luz -al igual que otras cosas- no me ayudó demasiado a hacer unas fotos medianamente decentes, así que pude sacar cosas así xD


 Una vez visto lo que esta planta podía enseñarnos, ascendimos a la primera donde no dejaron de aparecer sorpresas :)



 
Los dormitorios no dejaban de ser interesantes, y por alguno de ellos, el nombre del reportaje.


 El salón central desde el que se tenia acceso al resto de la primera planta, como se ve, absurdamente sobrio y tétrico por esa pintura tan horrible con el que se había cubierto.







Aunque en general la casa estaba bastante revuelta, hay que decir que se mantiene en excelentes condiciones después del acceso tan obvio que tiene y la cantidad de personas que ya habrán pisado por sus pasillos...






 Uno de los mejores dormitorios de contrachapado de toda la casa.
Probablemente si esta cama llega a ser de madera auténtica ya no estaría ahí xD






 La típica balconada de casa de esta época, también, bastante atacada por la humedad.








Otro dormitorio, con muebles más simples y probablemente más caros.




Otro dormitorio casi en completa descomposición :(


Otro dormitorio, que aunque simple, me parecía demasiado bonito para no sacarle una foto xD


Un servicio, no recuerdo sí había más, pero era bastante horrible.




Este era el último salón que nos quedaba por ver en la primera planta.


 Todos los descansillos de la escalera estaba decorados con muebles, cuadros e incluso un reloj de pie *.*







La última planta, no dejaba lugar para mucho debido a la distribución del techo, y no había más que que unos cuantos cuartos utilizados de dormitorios y para almacenar trastos.




 





 

Hasta aquí las fotos de una casa que al menos yo, recordaré por siempre :) :) :)