miércoles, 15 de julio de 2015

La Industria del Pueblo

Después de haber pasado delante del lugar en varias ocasiones y no haber podido parar, aprovechamos en nuestro último viaje a Portugal para visitarla.
Su aspecto exterior era bastante indecente, abierta de par en par, techos caídos, falta de puertas y ventanas...
Aparcamos en coche en frente, y nos metemos en el terreno de la fábrica, completamente cubierto de vegetación, ahora seca.
 Una vez que la habíamos rodeado en busca de una entrada sencilla, nos decantamos por acercarnos a la fachada, desde donde había un acceso.
Nuestro asombro aumentó hasta niveles incalculables ante la primera sala de La Industria del Pueblo








Por lo que llevábamos viendo era imposible averiguar la función que habría tenido el lugar.






La primera sala, toda dedicada al tratamiento en altas presiones de algún líquido, no sé cual.


















 Este horno inmenso estaba en una sala contigua a la anterior, acceder a ésta no fue tan fácil, meterse por un boquete en la pared y abrir una puerta cerrada desde dentro xD








 No se me borra la sensación de quedarme pegado mientras intentaba caminar por encima de ese charco de brea jajaja


 Algo pasó por delante de la cámara...




También esta zona tenía el techo parcialmente caído.

 Tras salir al exterior en busca de otro acceso para el resto del edificio, llegamos a una de las salas más interesantes que haya podido ver en cualquier industria.


Exhausto comencé a analizar todas las máquinas que había a mi alrededor, no había demasiada duda, nos encontrábamos antes una empresa aceitera (de ahí las prensas y embotelladoras) pero el por qué de toda esa zona más típica en fábricas de productos químicos?




 Esta máquina, que parecía ser una de las más modernas, es de mediados del S. XX






 La vegetación comenzaba a ganar terreno a la humanidad, ésto fue más llamativo cuando nos enteramos de que la empresa había cerrado en 2009 xD










Esta otra zona se debería utilizar para el transporte del aceite, pero este sistema de raíles y vagonetas es más habitual en la industria del vino, el título se lo he puesto por no saber con exactitud todo que allí se procesaba.






 Aún nos quedaba algo por ver, qué habíamos podido mirar desde las ventanas exteriores, pero no llegar a dentro. Tras saltar de lugar en lugar y guiándome según la dirección donde habíamos visto las oficinas, llegué a ellas.


 Mi sorpresa fue ver que estaban en la planta baja de un edificio que se había venido abajo, y tan sólo las oficinas habían sostenido ese peso.














No son necesarias las palabras, tan sólo decir que espero que os haya gustado y que el próximo lugar que subiré aquí será de nuestra visita a Italia :)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada